Ciudad Destacados General Nota Noticias 

Raros pero ricos: éntrale a los tacos coreanos en Midam

Tacos de en Midam. Foto: Leonardo Pérez

Cuando digo que en Midam hay sabores mexicoreanos me refiero a que hay tacos coreanos. No de lechuga como los típicos del bbq en Biwon o Nadefo, sino con tortillas de harina calentadas a la plancha y relleno de bulgogi (tiras de ternera sazonada con pasta de soya, aceite de ajonjolí y un montón de ajo) con verduras crujientes.

El juego va así: toma el taco con una mano y el vasito con soju en la otra. Remoja el taco en la mayonesa de chipotle. Échate el shot de soju y enseguida dale una mordida al taquechi. Repite hasta que estés lleno y borracho.

También hay taquitos de jeyuk bokkeum, que es como un sofrito de puerco con pasta de chiles, vegetales frescos y hierbas sin fin. Ambos son platos mexicoreanos: son tacos, con tortilla (¡hola, México!) y tienen el perfil de sabor de Corea, entre dulce y ácido y picante y salado y umami y de paso tantito amargo por el fermentado. Representan la esencia de Midam, diseñado por Daniel Lee como un bbq coreano para mexicanos. ¿O sea que el menú está en español? Sí, pero es más como una nueva ola de comida coreana-chilanga.

Midam
Midam. Foto: Leonardo Pérez

También te recomendamos: Ruta de bbq coreanos en CDMX

Sabores mexicoreanos en Midam

Daniel es hijo de los dueños de Nadefo desde hace 15 años, tiene 27, nació en México y es la nueva generación de coreanos en el la CDMX. De trabajar en el restaurante familiar, comer en la Ciudad de México y viajar a Corea para traer ideas y maletas llenas de ingredientes, se le ocurrió —y le atinó— una refrescadita al ya clásico bbq coreano de la Zona Rosa. “A los mexicanos les encanta la comida pero sobre todo la experiencia —cuenta Daniel— pero se quejaban de dos cosas: que el lugar no está muy limpio y que el servicio no es muy bueno”. Así que decidió ofrecer justo lo que sus clientes mexas pedían.

Midam (que significa historia bonita) es un restaurante modernito, con terraza, neones chulos, playlist movidita, onda The Whitest Boy Alive, y con un sistema de extracción de humo discreto (a diferencia de las trompas de elefante estorbosísimas de las fonditas coreanas).
Si pides el bbq —y sí, pídelo—, el mesero te ofrecerá que él cocina la carne por ti (aunque, la verdad, eso le quita diversión) y también te mostrará su amplísima carta de alcoholes. Aquí —lo que no pasa en Nadefo— está el trago que quieres, desde sojus —naturales y de sabores—, chelas coreanas y mixes, hasta mezcales. Konbe!

1 of 3

Midam
Midam. Foto: Leonardo Pérez
Midam
Midam. Foto: Leonardo Pérez
Midam
Midam. Foto: Leonardo Pérez

También te recomendamos: La guía definitiva del mejor ramen en la ciudad

Qué está rico en Midam

Todas las recetas son cien por ciento coreanas —a excepción de los taquitos y el pad thai—, pero Daniel solo eligió las que tienen sabores amables para los paladares mexicanos (adiós, kimchi fermentado durante milenios).

Lo bueno es que hay pequeñas maravillas como el tofu relleno de arroz frito con verduras (medio dulce, crujiente por fuera, suave por dentro), el calamar picante (con gochujang o pasta de chiles), las gyozas de cerdo con fideos, los clásicos budae jjigae (sopita espesa con tofu, salchichas, spam, kimchi, fideos y verduras varias), el arroz con kimchi (y su glorioso huevito estrellado encima), y, por supuesto, el bbq con todo y su banchan (platitos de guarniciones). Lo malo es que no está la naengmyeon, una sopita de fideos y carne, deliciosa y potentísima que se sirve fría en Nadefo. 🙁

1 of 6

Midam
Tofu frito en Midam. Foto: Leonardo Pérez
Midam
Arroz frito en Midam. Foto: Leonardo Pérez
Midam
Calamar picante en Midam. Foto: Leonardo Pérez
Midam
Bbq coreano en Midam. Foto: Leonardo Pérez
Midam
Gyozas en Midam. Foto: Leonardo Pérez
Midam
Pad thai de mariscos. Midam. Foto: Leonardo Pérez

También te recomendamos: Los 15 caldos esenciales de la ciudad

Lo chulo y lo gacho de Midam

En sus postres no hay nada sorprendente (tip: pídele a Daniel una golosina coreana, tiene galletitas, chocolates y pastelitos ricos) y la experiencia no tiene tanta coreanitud como las fonditas de la Juárez (pero ese es el chiste). Los menús no tienen foto de la comida pero sí se mantiene el espíritu fiestero del comedor coreano: todo se sirve al mismo tiempo y para compartir. Es perfecto para ir con mucha gente, dejar que el soju fluya y la comida chance se convierte en karaoke.

También checa: Los 50 lugares esenciales para comer rico en la Ciudad de México

Midam:

Dónde: Pedregal 49, Lomas de Chapultepec
Horarios: lun-mié: 13-23 h, jue-sáb: 13-00 h, dom: 13-18 h
Cuánto: $$$ ($500-$900)

Articulo Original

Related posts

Leave a Comment

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.